Dieta Alcalina

Dieta Alcalina
Dieta Alcalina

La dieta alcalina tiene como objetivo regular los niveles de acidez y alcalinidad en nuestro cuerpo. Debido a nuestro estilo de vida, los niveles de acidez del cuerpo se elevan, ya sea por estrés, por químicos en el medio ambiente, por los productos que utilizamos y por los tipos de alimentos que tomamos.




En este último caso, lo causan las comidas procesadas, las proteínas animales que han sido hormonadas y algunos alimentos que tienen un grado de acidez de por sí elevado.




Para entender mejor la dieta alcalina, has de saber que el pH es la medida que nos dice el nivel de acidez o de alcalinidad del cuerpo. Su rango va desde el 0 al 14, en la que el 0 nos indica que no hay niveles de acidez y el 14, por el contrario, que hay exceso de acidez.




Cuando esto ocurre se produce acidosis. El pH neutro lo encontramos justo en la mitad de este rango, por lo tanto, el pH neutro del cuerpo es pH7. En todo caso, nuestro cuerpo funciona perfectamente cuando tiene un pH sanguíneo de 7.39, es decir, ligeramente ácido. Sin embargo, es bastante común que nuestro pH presente acidosis, es decir, acidez alta.




Es en este caso en el que la dieta alcalina es muy útil, pues nos evita consumir los alimentos más ácidos y aumenta los alimentos alcalinos que comemos. Se deshace de todo el exceso de acidez del cuerpo para que esté desintoxicado y funcione mucho mejor.



¿Qué puedo comer con una dieta alcalina?

La salud de nuestro cuerpo depende de cómo nos alimentamos y, por ello, lo primero que busca la dieta alcalina es mejorar nuestra salud a través de los alimentos. Según los expertos, hay ciertas enfermedades, como por ejemplo enfermedades cardiovasculares, de riñón, de pulmones, de hígado e, incluso, algunos tipos de cáncer.

La dieta alcalina no está considerada como una dieta de adelgazamiento, pero lo que es una realidad es que cuando las personas realizan este tipo de dieta adelgazan porque la comida que se hace es muy sana, natural y sin grasas.

Básicamente la comida que se come en la dieta alcalina es verduras, legumbres, frutas, cereales y semillas. A continuación vamos a describir cómo sería un menú perfecto para llevar a cabo una dieta alcalina.




Desayuno

Lo primero que tenemos que hacer nada más levantarnos y en ayunas es tomar un vaso de agua con unas gotas de limón exprimido para que nuestro organismo se limpie de toxinas. Una vez hayamos depurado el cuerpo podemos recurrir a diferentes opciones para el desayuno. Por un lado, los batidos o licuados de vegetales y frutas son ideales para empezar el día con fuerzas.

Entre los alimentos destacados para hacer los licuados tenemos que destacar la remolacha, espinacas, apio, perejil, hierbabuena, brócoli, manzana, pera, pepino, fresa, jengibre o cúrcuma.

Comenzar el día con un desayuno completo es lo que nos va a hacer que tengamos fuerzas para el resto de la jornada, por lo que añadir a esta comida pan y cereales nos va a asegurar una mayor salud.

Tenemos que tener en cuenta que los cereales y el pan siempre tenemos que tomarlo en su versión integral porque si lo tomamos refinado estaremos hablando de una comida ácida, y por lo tanto no nos sirve para una dieta alcalina.

La leche, que también es un alimento que solemos usar mucho en el desayuno, tiene que ser en su versión vegetal, ya que estas son más alcalinas que la leche de vaca o de cabra. Entre las leches de origen vegetal podemos destacar la leche de avena, de coco, de almendras, de avellanas, de arroz o de nueces.




Comida

Cuando se trate de comer al mediodía, la mejor opción para una dieta alcalina es comer legumbres. Si queremos conseguir proteínas de origen vegetal y de alto valor biológico podemos mezclarlas con un cereal como por ejemplo el arroz.

Añadirle carne a las legumbres no es muy recomendable si estamos haciendo la dieta alcalina porque esta es ácida, podemos ponerle un poco para que nuestro organismo adquiera proteínas, pero no demasiada.

Para consumir las verduras podemos hacerlas, por un lado, en ensalada mezclando varios vegetales distintos y verduras. También podemos hacer las verduras a la plancha con un poquito de aceite de oliva y añadiéndole especias.

Es por ello te recomendamos como opción perfecta para una comida alcalina un arroz integral con verduras o un guiso de quinoa, ya que esta es mucho más saludable que la carne y tiene un alto contenido en proteínas.

Las cenas como en todo tipo de dietas es convenientes realizarlas ligerasLas cenas como en todo tipo de dietas es convenientes realizarlas ligeras.




Cena

Las cenas, como en todo tipo de dietas es convenientes realizarlas ligeras y no incluir tampoco alimentos de origen animal. Un buen plato de verduras al vapor o una buena ensalada completa con muchas verduras son las opciones más recomendables para este tipo de dietas, ya que son sanas y equilibradas.

Tenemos que tener en cuenta que la fruta no es una opción recomendable para la cena porque al acostarnos no vamos a metabolizar bien los azúcares de la fruta.

Si queremos hacer una cena a base de fruta tenemos que tener en cuenta que tenemos que hacerla unas horas antes de irnos a la cama para que a nuestro organismo le de tiempo a metabolizarlo y a digerirlo bien.

Las sopas y los purés de verdura también son una buena opción para las cenas de una dieta alcalina, ya que tienen todos los nutrientes y los beneficios de las verduras.




Entrehoras

Cuando queramos hacer un tentempié saludable, ya sea en la media mañana o en la media tarde, la dieta alcalina se centra sobretodo en las frutas. Una o varias piezas de fruta o, si lo preferimos un jugo de frutas, puede convertirse en la opción perfecta para ello.

La dieta alcalina es fundamental seguirla a rajatabla si lo que queremos es que nuestra salud sea óptima, pero también es muy importante para que nuestra vida sea saludable es tener buena salud mental y emocional, ya que esto también afecta a la acidez de nuestro organismo.




Beneficios de la dieta alcalina

1. Cambios de hábitos saludables

Esta dieta está basada en una alimentación sana Fomenta el consumo de muchas frutas y verduras, frutos secos y legumbres, además de recortar la ingesta de alimentos re procesados, así como la reducción en el consumo de carne, alcohol y azúcar. Estas pautas de alimentación son similares a las pautas de alimentación saludable actual y respaldada por numerosos estudios.

2. Perder peso saludablemente

A través de una dieta alcalina es posible perder esos kilos de más, ya que es una alimentación basada en combinar y consumir de forma inteligente alimentos alcalinos y ácidos que contribuyen a la pérdida de peso saludable.

3. Prevenir la artritis y piedras en el riñón

4. Aumentar la energía

5. Aliviar o reducir la ansiedad

6. Eliminar o disminuir los dolores de cabeza

Contraindicaciones

Las reclamaciones sobre cómo esta dieta trabaja no han sido soportadas por ninguna prueba científica segura.

Los ácidos tales como DNA, los ácidos grasos y los aminoácidos son bloques huecos esenciales a la vida.

Los autores de esta dieta aconsejan la limitación de la carne, de la lechería y de los huevos, que son beneficiosos a la salud y contienen las proteínas y los alimentos importantes.




El cuerpo humano regula estrictamente su propio pH, que es uno del papeles principal de los riñones. Muchos expertos por lo tanto no creen que puede ser alterado por dieta.

Importante: Esta dieta debe hacerse bajo supervisión medica.

Facebook Comments

Un comentario sobre «Dieta Alcalina»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *